martes, enero 10, 2006

mar de cerezas


Hubo un tiempo en el que los cerezos florecían en mi a diario, no importaba la estación; las cerezas nacían y maduraban tan deprisa, que al desprenderse de mi cuerpo teñían de rojo el mar.

Etiquetas: , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home