lunes, mayo 07, 2007

Calor


El calor acumulado hizo estallar al propio sol y por fin emergieron los amarillos y los naranjas tiñéndolo todo. En un instante fue como si desde el cielo cayesen granadas de pintura, explotando una tras otra y cubriendo la atmósfera de un polvo cálido con olor a hoguera.

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home