domingo, noviembre 21, 2010

Contenedor de mareas

En el acto mismo de empuñar la herramienta que avanza caliente y desafiante buscando horadar la materia, reside muchas veces el placer. Placer al notar como con el simple contacto, la materia se licúa conformando un mapa plástico de cicatrices. Después surge lo que la imaginación recrea a partir de la experiencia, construyendo universos que trascienden lo visible y que van más allá del objeto.


Etiquetas: , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home