miércoles, marzo 07, 2007

Algodón


Cerrar los ojos, ascender con las yemas de los dedos respirando solo por la piel, reptar con el cuerpo muy pegado al tallo, dejarse llevar solo por el olfato y al notar las cosquillas del algodón, abrir los ojos al blanco, a las caricias pequeñas en los lóbulos de las orejas hasta estornudar.
Cálido abrigo para las noches de invierno y baño de espuma en días de verano, donde la luz del flexo solo consigue veladuras rosas en el blanco sin llegar al rojo, luz de luna.

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home