domingo, marzo 18, 2007

Aroma

Mucha flor con pesar exhala
como un secreto su grato aroma
en las profundas soledades.

Las flores del mal. Baudelaire

Etiquetas: , ,

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Aromas de flores, flores del mal, flores al fin y al cabo, que solo se diferencian de las otras por el lugar de donde nacieron, flores cuya sabia se tuvo que adaptar a inhospitos lugares, donde solo pudieron sobrevivir haciendo ácida su sabia, tan ácida que solo ellas pueden soportarla, supervivientes de lugares donde solo los fuertes sobreviven, aún así, siguen emanando su aroma, como las demás.

Flores que podrán sobrevivir a ecatombes, porque ellas mismas son la ecatombe, flores de plantas que se aferran a la vida, más que cualquier otra, flores que están acostumbradas al sufrimiento, a la escasez, flores al fin y al cabo.

Saca una planta de esas a terrenos fertiles y soleados y verás como se hacen grandes y hermosas, como su veneno interior se convierte en elixir de vida. Quitales el abono fertil a las otras y verás como se marchitan.

Flores que saben convertir la escasez y la aridez en vida, flores que segundo a segundo saben convertir la nada en algo, flores que aún así son bellas y que transforman ponzoña en aroma intenso.

Flores cuyas plantas producen las sustancias más potentes que la naturaleza da, de las que se obtienen toda clase de elementos beneficiosos.

Flores al fin y al cabo, venenosas si se usan mal, fundamentales para la vida si se aprovechan bien.

Flores, que como cualquier elemento que contiene potencia sirve para crear o destruir, pero nunca para nada.

Flores que solo están reservadas para manos expertas, porque cualquier otro, podría envenenarse.

NASCAR

11:33 a. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home