miércoles, agosto 13, 2008

Mariposa...




- Bueno, y ya has pensado en lo que quieres llevarle a tu amiga?
- Éste… Éste…sí…la mariposa. Eso, la mariposa, me llevo la mariposa.
- Excelente elección. Te aseguro que tu amiga te lo agradecerá muchísimo. Y nunca te olvidará. –Subrayó la afirmación con una sonrisa pícara y cómplice. Después se dirigió a la trastienda con una caja de cartón que contenía la mariposa. La envolvió con destreza en un bonito papel de color fuxia. Él le entregó una tarjeta de crédito, ella le pasó el lector y se la devolvió, junto con la mariposa discreta y coquetamente embalada.
- Pues nada, aquí está. Espero que la disfrute mucho.
- Eso espero.-Y, devolviéndole la sonrisa, repitió-: eso espero.-Y luego como no le apetecía irse de la tienda, salió con otra pregunta-Oye y las cabinas de vídeo ¿Cómo funcionan?...

"El violinista y la mariposa". Andrea Menéndez Faya

(Mirando la mariposa recordé este relato)

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger No sólo sexo said...

coñe
de qué me suena esto? xD

gracias por colgarlo =)

9:21 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home