jueves, agosto 14, 2008

Ventana

La verdad es que suelo
abrir ventanas
para que corra el aire,
y persigo la luz, cuanto ella puede
tener de hospitalario,
y más que mis certezas
valoro un contrapunto de nostalgia,...


esa debilidad del corazón,
que confía en nosotros
y pone los recuerdos en su sitio.

La intimidad de la serpiente. Luís García Montero

Etiquetas: , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home