domingo, septiembre 14, 2008

Cascada

Resbalo con las yemas de mis dedos por la cascada de tus pensamientos. Me dejo llevar por el torrente viscoso que arremete desde las entrañas de la tierra, balanceándome como un junco a merced del fuerte viento. Alimentada por la vida, empapada, vestida de opacas gotas blancas, me deslizo por la comisura de tus labios hasta dejarlos brillantes como el cristal.

Etiquetas: , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home