lunes, febrero 02, 2009

Acantilados oxidados

Te llevaré en la noche allí donde terminan los acantilados oxidados para que contemples mi mar, revuelto y añil.
Borrachos de abismo atraparemos con nuestra piel las nubes febriles, cubriéndonos de hollín. Nos revolcaremos entre las rocas, resbalando entre ríos de salitre brillante, sorbiendo el aire líquido de nuestras hoquedades más profundas.

Etiquetas: , , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home