lunes, agosto 20, 2007

Pica


Pica mis entresijos verdes con la fuerza del huracán, acaricia mis nervios que se tensan ahora con el calor de tu presencia. Cuando me hayas recorrido entera, cuando no quede nada en mí que no tenga tus huellas, me cerraré suavemente y te apresaré conmigo. Seré entonces tu morada y vivirás en mi, tu respiración me dará el aire que necesito y tus ojos serán mis ventanas. Nadie podrá adivinar que en lo más profundo de mi ser late ahora un corazón.

Etiquetas: , ,

1 Comments:

Blogger Galeria said...

que sutileza y ternura
se siente en este parrafo

9:16 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home