viernes, febrero 24, 2006

Bruja de anis


...No había debajo del disfraz que te ponías tú, más que una niña a la espera de algún principe azul. Ibas para reina pero un hechicero te dejo así convertida en una pobre bruja del montón.
Aunque la canción de Sabina tiene bastante razón, a mi los hechizos a veces me funcionan, por eso llevo siempre los bolsillos llenos de bolas de anís, redonditas, blancas y muy dulces.

Etiquetas: , ,

0 Comments:

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home