martes, abril 10, 2007

Esfera de cristal

Atrapaba la nada que se convertía en mi todo en ese instante, porque era el hilo conductor que me llevaba a centenares de kilómetros. Viajando a través del torbellino del cristal llegaba por fin al lugar donde se erigían las imperecederas torres, levantadas con ladrillos de paciencia. Indestructibles porque sus vértebras se articulaban como los dedos de una mano que enlaza a otra que está hecha para ella, con venas de frío acero irrigando lava a su ardiente corazón.

Etiquetas: , ,

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Arterias metálicas que transportan energía y dan forma a la misión para la cual fueron concebidas.

Acero fiel a la mano que las hizo, manos de carne que doblegaron el acero.

Acero y manos en perfecta armonía en una danza constructiva que apunta al universo que donde no llegue el acero podra llegar la energía que sus venas transporta.

Torres, estáticas figuras que mudas transportan todo aquello que muchos soñamos.

NASCAR.

11:35 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

torres como las de Escher donde los deseos se encuentran siempre en cada peldaño de la escalera

5:01 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Torres de acero que no de papel, donde las manos construyen día a día los deseos que se hacen realidad tangible y los sueños pasan a ser realidades.

Manos que conforman estructuras reales que dan soporte a nuevos sueños y estos a nuevas realidades en espiral evolutiva.

¿acaso un sueño sin manos es realidad?

O ¿una mano sin sueños es creativa?

Deseos solo deseos son, deseos con manos hacen realidad, crean, porque crear es un verbo de acción, de esfuerzo.

Los sueños solo sueños son y duran solo el tiempo que tardan en ser reemplazados por otros sueños, sin dejar rastro.

Las torres solo de acero pueden ser
pero nacidas de sueños
Y algunas hasta alma pdrían tener.

NASCAR

11:42 p. m.  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home